Nuestro servicio de Application Management System (AMS) se basa en una metodología de trabajo certificada que fuimos construyendo a lo largo de 30 años de experiencia pensado para integrarse con el negocio del cliente.

¿Cómo lo logramos?

Sabemos escuchar y nos adecuamos al modelo organizacional. Somos observadores y respetuosos de las diferentes culturas empresariales para entender qué se espera de nosotros, lo que nos permite ser prácticos y flexibles en la búsqueda de resultados confiables.

CDA AMS fue diseñado para reducir costos en términos de horas-hombre dedicadas al desarrollo y mantenimiento de aplicaciones. El servicio contempla la gestión integral de uno o más aplicativos de sistemas cuya administración se quiere delegar a un proveedor especializado, bajo un estricto control de niveles de servicio (SLA’s mensuales).

El ciclo de vida de este servicio comienza con los requerimientos del usuario, que se planifican y priorizan en conjunto con el cliente realizando el relevamiento preliminar y el estudio de factibilidad.

Luego, el pedido ingresa en el ciclo de vida productivo donde analizamos en detalle su viabilidad: alertamos en caso de encontrar riesgos y, si corresponde, sugerimos adecuaciones a las especificaciones del requerimiento.

Finalmente, llega la entrega del requerimiento donde participamos y cuidamos su implementación. Además, garantizamos nuestro trabajo con documentación y seguimiento post-implementación, y acompañamos cada entrega con un remito de cierre donde proponemos una evaluación de nuestro trabajo.

La importancia de la correcta gestión

Cada paso del ciclo de vida se desarrolla de acuerdo a una metodología probada y certificada bajo normas ISO 9001, y atraviesa el control de procesos (PMO) interno del servicio.

Mensualmente, se entregan los informes SLA’s con indicadores objetivos previamente acordados con el cliente para el seguimiento de la calidad, en los que se mide el cumplimiento de tiempos, costos y distribución del esfuerzo según actividad, entre otros.

Cumplimos más de 16 años de servicio ininterrumpido en el Banco Galicia de Argentina, obteniendo ahorros superiores al 35% para la gestión de aplicativos en términos de horas-hombre.