La transformación digital ha cambiado el mundo de manera vertiginosa.  Ya es sabido que la alfabetización digital, se considera una habilidad necesaria que debe llegar a todas las personas, y su accesibilidad urge en el plano social y económico.  Todo este aprendizaje sobre la tecnología se vuelve más crítico con la llegada de una nueva tecnología, capaz de transformar los modelos actuales de manera radical. Hablamos de la tecnología cuántica.
 
La computación cuántica es un paradigma de computación distinto al de la clásica. Su enfoque es el de resolver problemas de una manera totalmente nueva. Se basa en el uso de qubits, una especial combinación de unos y ceros.
 
Mientras que la computación clásica crea soluciones a problemas utilizando el lenguaje de computación usando el “AND, OR NOT”, con un computador cuántico se pueden hacer operaciones que no están disponibles en la computación de 'bits', utilizando la superposición.
 
El verdadero cambio de paradigma consiste en que los algoritmos cuánticos permiten realizar operaciones de una manera completamente diferente a como se resolvería en las computadoras clásicas, abordando la tarea de una forma eficiente, al resolverse en menor tiempo o utilizando menos recursos computacionales.
 
El campo de aplicación de este nuevo tipo de informática va desde la economía y los servicios financieros, química, medicina, y energía, entre otros; hasta llegar a la ciberseguridad y la Inteligencia Artificial.  
 
Para pasar de bits a qubits, debían diseñarse computadoras que respondieran a las leyes de la cuántica, donde los objetos puedan estar en dos estados simultáneos.  Así fue que el qubit (quantum bit) se transformó en la mínima unidad de información en las computadoras cuánticas, pudiendo adoptar los estados 0 o 1, o ambos al mismo tiempo. Este estado de superposición cuántica aumenta la capacidad de procesar información al permitir recorrer varios caminos de manera simultánea. Complejo, ¿No?

Si bien no es útil para realizar tareas cotidianas, entre las posibles aplicaciones de la tecnología cuántica podemos mencionar: los problemas de aprendizaje automático, la reducción de los tiempos de investigación, la solución a problemas en medicina o química, el entrelazamiento y la superposición de valores, etc.

Sin embargo, la computación cuántica parece repetir la historia del comienzo de la computadora electrónica, dado que al día de hoy es imposible que se vuelva una tecnología común y accesible por varios motivos. Entre esos factores se hallan el costo, el espacio, y el hecho de que deben encontrarse a una temperatura de -273º C, sin apenas presión atmosférica y aislados del campo magnético terrestre. A su vez, funcionan por períodos muy cortos de tiempo por lo que la información no puede almacenarse, ya que a partir de un tiempo ésta comienza a deteriorarse.