La Realidad Virtual y la Realidad Aumentada son tecnologías imprescindibles para comprender la transición hacia lo que se denomina Cuarta Revolucion Industrial o Industria 4.0 (llamada así a una nueva manera de producir mediante soluciones enfocadas a la interconectividad, automatización y los datos en tiempo real). En este aspecto, ambas tecnologías permiten emprender el camino hacia la digitalización utilizando entornos virtuales (Realidad Virtual) o incorporando elementos virtuales a la realidad (Realidad Aumentada) que aportan conocimiento e información de utilidad para la optimización de los procesos.

En tal sentido, la aplicación de estas tecnologías se centra en cuatro ambitos:

1) Optimización de diseños

2) Mantenimiento y control de planta

3) Training de operaciones/ formación de operarios

4) Asistencia y resolución de incidentes

Asimismo, tanto la Realidad Virtual como la Realidad Aumentada, aplicadas a conformar la Industria 4.0, ofrecen una serie de beneficios para las empresas industriales, dentro de los que se destacan: la mejora en los procesos, la reducción de tiempos de espera, el incremento en la seguridad y el ahorro de costos.

A continuación analizaremos algunas de las soluciones en la Industria 4.0 que incorporan Realidad Virtual y Realidad Aumentada dentro de sus procesos industriales.

 

1) Optimización de diseños con Realidad Virtual y Realidad Aumentada

Prototipos industriales con Realidad Virtual

Existen sectores industriales donde el diseño del prototipo de un producto requiere de altos costos de inversion, ya que resulta necesario crearlo físicamente para que puedan apreciarse sus características y analizar detalladamente su diseño. Un ejemplo es la industria automotriz donde se necesita construir -con calidad inferior y alto costo- el prototipo del modelo a comercializar para analizar su uso real. La aplicación de la Realidad Virtual resulta clave para reducir los costos derivados de producir un prototipo: dicha tecnología permite crear una simulación casi real del producto donde se visualicen todas las características del mismo como si hubiera sido producido físicamente. Esta creación virtual, además, permite probar diferentes opciones de terminación sin necesidad de invertir en otro prototipo. Asimismo, permite a las automotrices tomar decisiones sin tener que recurrir a los costosos túneles de simulación que utilizaban con los prototipos.

Montaje y diseño de instalaciones con Realidad Aumentada

La Realidad Aumentada, también llamada en este caso Realidad Mixta, resulta una herramienta útil para el montaje y diseño de instalaciones. Por ejemplo, la información adicional que le aparece al técnico en los dispositivos de manos libres resulta esencial para conocer si el futuro proyecto se adapta a las dimensiones reales de la fábrica donde se quiere instalar.

 

2) Mantenimiento y control de planta con Realidad Aumentada

Otra utilización de la Realidad Aumentada se centra en el mantenimiento y reparación de maquinaria. Normalmente, cuando sucede una falla técnica, el operario a cargo no tiene acceso al manual de instrucciones de la máquina en cuestión para repararla, con la consiguiente pérdida de tiempo y detención en el proceso de producción de la planta. En este caso, la Realidad Aumentada se encarga de solucionar el problema: al producirse el desperfecto, el operario utiliza anteojos de Realidad Aumentada y, a través de ellos, sigue los pasos del manual de instrucciones virtuales que se le proyectan sobre la lente para resolver la incidencia. Estos anteojos reconocen las diferentes partes de la máquina y le indican visualmente al operario donde debe actuar para solucionar el problema.  La tecnología de Realidad Aumentada también puede ayudar al control de las instalaciones. Por caso, donde los responsables de una planta industrial pueden tener acceso, a través de una tablet o unos anteojos inteligentes, a los datos en tiempo real de cada uno de los procesos productivos. Al acercarse a cada máquina el dispositivo la reconocería sólo a través de su imagen y le proyectaría información sobre eficiencia y productividad, con lo cual, dichos datos resultan esenciales para que el técnico pueda poder tomar decisiones destinadas a mejorar el funcionamiento completo de la planta.

 

3) Training de operaciones y formación de operarios con Realidad Virtual

La formación de técnicos especializados en la manipulación de maquinaria industrial resulta otra de las aplicaciones de la tecnología de Realidad Virtual.

En este aspecto, de la misma forma que  se pueden generar entornos donde visualizar las máquinas funcionando de manera real, ésta tecnología permite a los usuarios interactuar con ellas para solucionar fallas técnicas o incidentes: sólo con utilizar anteojos de realidad virtual permite colocar a un operario en un entorno virtual donde se visualice una máquina que detuvo su producción para que éste compruebe su funcionamiento y solucione el problema técnico como si se encontrara en el entorno real de fábrica.  De esta manera, la Realidad Virtual se sitúa cercana al ámbito del training ofreciendo a las industrias una herramienta más óptima y económica para la formación de sus trabajadores, al eliminar el costo del técnico que debe capacitar a cada trabajador, se optimizan los tiempos y se evita detener la producción para formar a los trabajadores o permitirles que accedan a las máquinas para practicar su uso. Paralelamente, resulta más idónea para entrenar a los operarios sobre cómo actuar en situaciones de riesgo

 

4) Asistencia y resolución de incidencias con Realidad Aumentada

La teleasistencia con Realidad Aumentada implica un avance en las tareas de mantenimiento y reparación de maquinaria, donde al aplicar esta tecnología el operario de fábrica es guiado para realizar la tarea por un técnico experto.

De esta manera, el operario se conecta con el soporte técnico del fabricante de la maquinaria gracias a una cámara instalada en sus anteojos, que permiten visualizar lo que el operario está viendo en el momento. Esta visión a tiempo real es clave para resolver la falla técnica, porque de este modo el soporte técnico puede guiar con precisión al operario en cada paso que debe realizar.

Esta solución supone una optimización directa de los tiempos de producción, al evitarse las paradas de larga duración hasta la llegada del servicio técnico. Asimismo, implica un ahorro de costos para las empresas proveedoras de maquinaria industrial, al no temer que hacer frente a los gastos de desplazamiento de los profesionales encargados del servicio técnico.

El uso de la tecnología para ahorrar tiempos de espera ante fallas o para solucionar incidencias conectando en vivo con el servicio técnico es un paso adelante en el proceso de digitalización industrial que se logra con una tecnología que puede considerarse cercana al ámbito de los videojuegos pero también resulta plenamente industrial.

Si te interesa esta temática, en CDA podemos acompañarte aplicándola a tu negocio.